5.CEGUERA

by

El Facticio lee a Eric Chevillard siempre que puede porque le seduce a diario. Algunas veces  "el autoficticio" se extralimita en sus apreciaciones y deja caer en su blog frases cargadas de vanidad o desconocimiento. Al Facticio le ofenden estas poses. Hace unos días Chevillard decía que los paranoicos tienen los sentidos de la vista y del oído con una potencia diez veces superior a la de las personas normales. Buscaba como casi siempre la sonrisa cómplice; en este caso al imaginarnos a un delirante explicando circunstancias que solo él es capaz de ver o de oír, como Don Quijote con los molinos. 
Tal vez Eric Chevillard ignore que los analizadores sensoriales, o sea, los sentidos, suelen estar comprometidos en las personas que sufren de paranoia. Es más, si hay personalidades suspicaces son los ciegos y los sordos. Es extraña la relación entre las deficiencias sensoriales y las enfermedades mentales. Tanto como que para que nunca se haya diagnosticado un solo caso de esquizofrenia en un ciego de nacimiento. Es como si el Destino tuviese en cuenta el sufrimiento que conlleva la ceguera e indultase al infeliz que la sufre del aún más terrible dolor que llega con las psicosis esquizofrénicas. El Facticio sería feliz si, corrigiendo a Oliver Sacks, existiese una isla de personas ciegas... al dolor.




                                                               *****

Escribir novelas, en la actualidad, es fruto de una cobardía. Pero parece que Jean Genet ya decía hace tiempo que escribir es el último recurso cuando se ha traicionado.